Talleres de Córdoba ayer por la tarde le ganó 2-1 a Platense de local y quedó puntero con 23 unidades en la tabla. No obstante, el equipo de Alexander “El Cacique” Medina tuvo algunas complicaciones para pelear el partido, ya que al descanso se fueron con un 0-0 no previsto del lado cordobés. Ambos equipos decidieron poner energías para el segundo tiempo que arrancó con 3 goles.

 El Calamar comenzó el segundo tiempo despistado, y eso ayudó al conjunto Tallarín con Hector Fértoli, para poder patear el marcador a los 46 segundos, tras un buscapié. Sin embargo, hubo una llamada de atención de Leonardo Madelón, que despertó a los jugadores en 4 minutos y Augusto Schott marcó el 1-1.

 El partido mientras empezaba a ponerse entretenido con llegadas de ambos lados. En un tira y afloje y cuando parecía ser “A ver quién da más” Carlos Auzqui a ls 13 minutos patea al arco, y pone el grito sagrado 2-1 arriba, para el local. Si bien la posesión, los remates al arco, se los lleva el conjunto de Medina, su rival no fue menor, porque tuvo mayores chances en tiros de esquina (5), y también el dato marca 10 tiros al arco, contra 12 de Talleres.

 Los de Córdoba no quieren bajarse de la punta, y comparten el primer puesto con Lanús que ya le había ganado a Independiente el anterior día y se había posicionado primero también con 23 unidades. Sin embargo, los de Medina ganaron y quedaron punteros por diferencia de gol. Ahora debe visitar a Racing Club de Avellaneda, el sábado a las 18:00 horas, para definir si sigue o no en la punta. Mientras que Lanús le respira en la nuca y hará lo suyo de local el domingo 15:45, con Ñewells.