Un 31 de agosto, pero de 2011, comenzaba la primera edición de la nueva Copa Argentina con los enfrentamientos entre equipos de la primera D. Esto sucedió con un formato de eliminación directa similar al de las únicas dos anteriores ediciones (en 1969 y 1970), con la diferencia de que todos los equipos del país tuvieron la oportunidad de integrar el cuadro final esta vez.