Clausuraron el estadio Alberto J Armando por 5 días, para investigar si se quebrantó con el aforo del 50% el pasado sábado en lo que fue la victoria del “Xeneize” por 4 a 2 ante Lanús. La decisión fue tomada por el juez Javier Buján.
La investigación sobre el aforo de este partido comenzó este lunes, junto con el de la Selección Argentina ante Uruguay en el Monumental, y se agregó a la lista que ya integraban River y Vélez por sus presentaciones la fecha anterior de La Liga Profesional.
El juez Javier Buján fue subsecretario de justicia cuando Mauricio Macri era jefe de gobierno porteño e inventor del INADI entre 2015 y 2017. Además de ser un hombre muy cercano al PRO, el juez es muy allegado al mandamás de la dirigencia anterior de Boca, Daniel Angielici. Buján es el padrino del hijo del “Tano”.
 Esto último desató una gran polémica en las redes sociales, donde hinchas de Boca se manifestaron y llegaron a la conclusión de que es una muestra de poder político y buscar debilitar a la actual dirigencia comandada por Ameal y Riquelme.
En principio se hablaba de una clausura en su totalidad de La Bombonera, pero finalmente ante la polémica que se desato, el juez decidió clausurar solamente algunas oficinas del club, entre ellas la sala de cámaras. También a pedido de la fiscal Ramírez, se llevaron molinetes y computadoras para saber si se excedió el aforo.
 La pregunta que surge a partir de esta clausura es por qué sí Boca y por qué no Vélez y River, siendo que el Monumental se investiga tanto por el superclásico como el partido de la Selección. “En River y Vélez no se usó esta fórmula, pero porque son otros jueces. Es una diferencia de criterio de los jueces, la fiscalía tiene el mismo criterio” explicaron.
Todavía no está claro que pasara con la clausura, lo que si esta claro es que en el próximo partido de local en La Bombonera la gente se expresara y cantara “Si son las leyes para Boca y nada más”.

Foto: Boca.net