Paula la Peque Parto, destacada participante de la tercera entrega del realiti televisivo MasterChef, abandonó la competencia a voluntad propia por causas de fuerza mayor. Tras ser salvada por el jurado de una complicada gala de eliminación, la judoca le cede su lugar a Juariu.