top twitter 03top facebook 03top youtube 03top instagram 03

El colectivo Periodistas Argentinas presentó hoy en el Senado un informe que incluía 19 casos de acoso sexual por parte del reconocido periodista de internacionales Pedro Brieger. 

En una conferencia de prensa realizada hoy por la tarde en el Senado, las periodistas afectadas expusieron algunas de las historias que vivieron con Brieger. Tanto colegas como alumnas brindaron sus testimonios en el informe “La cultura del acoso: punto y aparte”. Aclararon que la intención no es “el escrache”, sino “la necesidad de terminar con la cultura del acoso, que este caso nos revela en toda su compleja dimensión”. 

"El caso se llama Pedro Brieger y vamos a presentar 19 testimonios que hemos recolectado haciendo nuestro trabajo, haciendo periodismo", afirmó la periodista Nancy Pazos. El colectivo declaró que estas situaciones de acoso se repitieron durante 30 años, y que la denuncia pública “desnuda responsabilidades institucionales de medios públicos y privados, instituciones académicas públicas y privadas y todos y cada uno de los contextos y personas que silenciaron y naturalizaron estas violencias que son imposibles de soportar”.

Agustina Kämpfer, una de las primeras periodistas que lo denunció allá por el 2010, expresó: “era nuestro profesor, nuestro vecino, nuestro colega, nuestro acosador. Los acosos sucedieron a lo largo de 30 años, sabemos que no somos las únicas, hay más. Nosotras renunciamos a nuestras tesis, a nuestros trabajos, dejamos coberturas para no verlo, mientras que él viajó por el mundo entrevistando líderes. Nuestros cuerpos recuerdan sus manos acercándose a nuestras partes intimas”.

Las denuncias lo acusan de iniciar conversaciones de contenido sexual en situaciones en las cuales las mujeres no podían pedir ayuda -tales como habitaciones o ascensores, exhibicionismo sin consentimiento y masturbación: en todos los casos, el acoso sucedía en el ámbito laboral o académico, y se ponía en juego el abuso de poder y autoridad.

Muchas de las mujeres habían sido alumnas de él: “Tenía 25 años, daba mis primeros pasos en el periodismo. Él era bastante más grande que yo y un referente en temas internacionales. Cuando me presenté, le dije que quería dedicarme de lleno a lo internacional, que me gustaría que me contemplara si encaraba una búsqueda laboral. Un día fui a hacerle una entrevista para un portal digital en el que trabajaba. Me citó en el centro cultural Caras y Caretas, donde hacía su programa de radio, en la AM750. Fuimos al hall y mientras lo entrevistaba se masturbó ahí mismo, delante mío, mientras yo le pedía por favor que no lo hiciera. Había gente cerca, pero no le importaba nada. Me llevó años entender que no había tenido la culpa”.

Otra periodista cuenta el acoso sufrido en el 2008: “Llegué a Túnez junto a uno de mis jefes de Télam para cubrir el viaje de la entonces presidenta Cristina Kirchner. Ahí conocí a Brieger, que era parte de la delegación. Al día siguiente me dijo que no podía asistir al encuentro con la mandataria, me pidió que le compartiera el audio y me dio su número de habitación. Subí, con la computadora en la mano, a dejarle el audio como favor de colega. Al llegar a su habitación, veo que tenía la puerta entreabierta. Me lo encuentro desnudo, recostado sobre el respaldo de la cama, tapándose con una sábana, masturbándose mientras me hablaba. No recuerdo cuanto tiempo me quedé ahí ni lo que me dijo. Me fui y nunca más le volví a hablar. En ese momento no le dije nada a mi jefe, no era un contexto cómodo para hablar algo así. El 99% de la delegación eran hombres. Seguí trabajando como mecanismo de defensa. Lo bloqueé. Lo negué. Pasó el tiempo y él aparecía en todos lados. Yo veía que ganaba premios y que cada vez tenía más visibilidad y más poder”. 

Las periodistas exigieron que Brieger pida disculpas públicamente y solicitaron una ley que contenga a los acosos que tienen lugar en el ámbito académico y laboral.

Cuándo comenzaron las denuncias 

Fue el 23 de junio cuando Alejandro Alfie compartió los testimonios de cinco periodistas que señalaban haber sido acosadas sexualmente por el periodista. Brieger le adivirtió a Alfie que “de persistir en la difamación, tendré que recurrir a un abogado para denunciar a tus fuentes y a vos y reclamarle me indemnicen los perjuicios que me generen por difundir acusaciones falsas de semejante gravedad. Si de todas maneras te obligan a publicarla, hagan como quieran porque la verdad siempre se impone", afirmó.

A partir de las declaraciones, Eduardo Aliverti tomó la decisión de apartarlo de La Red, mientras que fueron puestas en suspenso sus participaciones en Radio 10 y Minuto Uno en C5N. 

Acceder a la versión anterior