top twitter 03top facebook 03top youtube 03top instagram 03

La AFIP denunció a Susana Giménez luego de que la diva se negara a presentar la Declaración Jurada de Bienes Personales del año 2019. Según lo informado por las autoridades, la conductora adeudaría $50.000.000, pero el organismo público determinó que, debido a las multas e intereses, ese monto podría llegar hasta $300 millones.

La conductora, por su parte, rechazó el monto exigido y sostuvo que no hizo “ninguna declaración engañosa ni ocultación maliciosa, ni mucho menos defraudó al Fisco”. “Acá no hubo ningún engaño. Se trata de la judicialización de un impuesto que es confiscatorio y que afecta el derecho de propiedad protegido por la Constitución Nacional. Desde nuestro punto de vista no existe delito, no existe dolo. Pero además la Corte Suprema ya tiene dicho que cuando un impuesto es confiscatorio, afecta el derecho de propiedad. Y eso es lo que ocurrió en este caso”, dijo a los medios el contador de Susana Giménez, César Litvin.

En la denuncia, la AFIP acusó a María Susana Giménez Aubert --y a quienes puedan haber sido “coautores, cómplices, encubridores o instigadores” del delito-- de haber “ocultado su realidad fiscal a través de la omisión de presentar la declaración jurada del Impuesto sobre los Bienes Personales por el período fiscal 2019″.

“El Régimen Penal Tributario establecido en el artículo 279 de la Ley 27.430 prevé en su artículo 1º la pena privativa de libertad para aquellos sujetos que evadan fraudulentamente el pago de los tributos nacionales, siempre que el monto evadido exceda la suma de un millón quinientos mil pesos por cada tributo y por cada ejercicio anual”, precisó el organismo. La pena va de los tres años y medio a nueve años de prisión.

Acceder a la versión anterior