Luego del escándalo que sufrió la entrega de premios el año pasado, la NBC decidió no transmitir la ceremonia.