Independiente comenzó este 2021 con una debacle fundamental en lo económico y con vistas a fin de año para cambiar la actual dirigencia de Hugo y Pablo Moyano, con la compañía de Hector Maldonado. No obstante, el Rojo de Avellaneda cerró un balance ecónomico muy duro en Julio de este año, con un pasivo de U$D 40.000.000.