Un escándalo lo que sucedió este domingo en el transcurso del partido entre Argentina y Brasil por las Eliminatorias Sudamericanas cuando autoridades sanitarias interrumpieron el juego.