La Argentina, futbolísticamente hablando, es conocida como el semillero del mundo. Es el lugar de nacimiento de los talentos más grandes de la historia: Lionel Messi, Diego Armando Maradona, Alfredo Di Stéfano, entre otros. Los mencionados forman parte, al menos, de los 10 mejores jugadores de todos los tiempos. Los dos más antiguos comparten un común denominador: pasaron varios de sus primeros años como futbolistas profesionales en su país de origen.