El partido se disputó en Santiago del Estero, equipo de Battaglia jugó contra Patronato de Paraná, en un partido parejo, dónde el conjunto “patrón” estuvo defendiéndose todo el tiempo y los Xeneixe tuvieron muchas oportunidades pero en ninguna pudieron concretar el gol por lo que fueron a la definición por penales.