El presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue asesinado la madrugada del 7 de julio en su residencia por un grupo de personas que entró al lugar y comenzó a disparar. En el ataque también fue herida su esposa Martine Marie Etienne Joseph, quien permanece hospitalizada.