Doc Rivers seguramente no se quiere levantar del sueño profundo, el equipo comandado por Ben Simmons, destruyó a los Orlando Magic por 128.117 y parece que el equipo de Miami no levanta cabeza.