Los Juegos Paralímpicos empezaron como un pequeño evento para los veteranos de la Segunda Guerra Mundial, alrededor de 1948; pero se fundaron, como los conocemos hoy en día, en 1960 gracias a Ludwing Guttmann para atletas con discapacidades físicas, sensoriales, mentales, también amputaciones, ceguera, parálisis cerebral y discapacidades intelectuales.