El sábado 27 de noviembre, Flamengo y Palmeiras disputarán, en Montevideo la final de la copa libertadores entre los equipos brasileños. Más allá de estar a un mes exacto de la final lo que más preocupa a los dirigentes de ambas instituciones es la posibilidad de múltiples y fuertes enfrentamientos entre los barrabravas durante el viaje a Uruguay.